Humor, memes, chicas, viñetas, gifs, y mucho más. Internet en estado puro.

Anúnciate en Lolazo

Comentarios Recientes

Powered by Disqus

 

Este vídeo es la caña.

 Post patrocinado

Receta para hacer Nocilla casera.

Hoy no os puedo explicar la receta de Nocilla casera dúo, porque todavía estoy babeando por su culpa, así que aquí os la dejo apuntada… mientras que la leéis voy a limpiar el teclado de babas…

Ingredientes para un bote de 1 litro:

La parte negra de la “Nocilla”:

50 g de avellanas peladas y tostadas, pero sin sal

75 g de azúcar.

50 g de chocolate fondant.

50 g de chocolate con leche.

50 g de chocolate blanco.

100 ml de leche entera.

75 ml de aceite de girasol.

“Modus operandi”

1- Tritura todos los ingredientes

2 -La mezcla, a una cacerola y a un medio fuego. Cuece sin dejar de remover, que se te pega sí o sí, durante 9 minutos y 69 segundos, seguimos como siempre igual de tocapelotas con los tiempos de cocinado.

3- Si te gusta la Nocilla texturada, te valdrá así. Si lo que te pone es la Nocilla más tipo praline sin grumos, tritúrala otra vez.

4 – Echa la pasta chocolatera en un tarro y pon el tarro volcado de lado en el frigorífico hasta que endurezca lo suficiente para que se quede como en la foto.

La parte blanca de la “Nocilla”:

150 g de chocolate blanco.

100 g de leche en polvo

75 g de azúcar

100 ml a cucharadas de leche (una cucharada son 15 ml de leche)

Dos gotas de aroma de vainilla

Azúcar glass

“Modus operandi”

1 -Tritura en una batidora el azúcar si es que no has comprado directamente el azúcar glass.

2 – Mezcla en una cacerola todos los ingredientes del apartado de la parte blanca de la Nocilla.

3 – Cuece sin dejar de remover durante 9 minutos y 69 segundos.

4 – Deja enfriar y añade al bote donde anteriormente habías puesto la Nocilla oscura.

5 – Déjalo reposar durante 11 horas y 59 minutos, así obtendrás la densidad de la Nocilla comercializada.

Fuente.

Bollycaos caseros.

Buscando algo chulo para los que malgastáis vuestro tiempo visitando este caos de blog nos hemos acordado de una receta para esas tardes de “finde” en las que no sabéis con qué puñetas entreteneros. ¡Cómo hacer “Bollycaos” en casa!.

Como ya sabréis el Bollycao no es un pastelito cualquiera, es uno de los bolletes adorados por los zampabollos “bolleuristas” y perteneciente a los cinco grandes; Tigretón, Bony, Bollycao, Phoskitos y la Pantera Rosa. A nuestro querido bollo peneano que va puesto de chocolate hasta el culo (qué se le va hacer, otros van de cocaína) le tenemos idealizado, representa momentos y sensaciones de la infancia y de la adolescencia de muchos de nosotr@s. Lo más atrayente del bollycao es su bollete tierno y su relleno de cacao cremoso. Contras del Bollycao industrial: se intuye a la legua las guarrerías insanas que lleva, así que ¡¡autodestruyámonos con bolletes, pero bollos hechos en casa, que son más sanotes y con muchos más “nutriolos” que los industriales!!

Aviso, hacer “Bollycaos” en casa, tienen una pega, no llevan pegatina de toi no se que, toi no sé cómo … ni tazos, ni demás chorradas engancha-críos ¡ainch!.

“Ingredientuchos”

* 500 g harina de fuerza (en grandes supermercados y en panaderías)
* 2 cucharadas al ras de azúcar (40 g)
* Una cucharada colmada de mantequilla (unos 50 g)
* 25 g levadura de panadero o también llamada levadura fresca (o en su lugar un sobre de levadura en polvo, tipo Royal).
* 250 ml leche
* 2 huevos
* Media cucharadita de sal
* Media cucharadita de esencia de vainilla
* Un huevo batido para barnizar
Onzas de chocolate con leche o negro (o Nutella)

¡A sus puestos, camaradas!

Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.

1 - Diluye la levadura fresca en un poco de leche tibia

2 – En un bowl (españolizando, cacharro o cuenco no tibetano) “tira” todos los ingredientes líquidos, leche tibia, la levadura desleída, los huevos batidos, la esencia de vainilla y la mantequilla.

2 -Ahora, añade la harina y el azúcar poco a poco bailando una samba y cantando la traviata. ¡Coño alegra ese careto que estás haciendo el sublime “Bollycao”! no unos insulsos espaguetis cocidos en agua sucia. Ya me he despistado, ¿por dónde leches voy?, ya no sé si estoy con la masa del “Bollycao” o con la teoría del imperialismo y la acción revolucionaria de Rosa Luxemburgo. Si ahora le añadís la levadura y la esencia de vainilla sería buena idea.

3 – Con las manos (que mola más que a máquina) amasa y requeteamasa todos los ingredientes por lo menos 10 minutos y cuatro segundos (los 4 segundos de más por tocaros los coxones un poco). Al principio de amasar es normal que la masa esté pegajosa, pero si tras trajinar un poco con ella la masa se te sigue pegando mucho a las manos, puedes añadir un poco más de harina, pero ojo, no te pases que sino los bollos se te quedarán muy compactos y menos esponjosos. Puedes amasarla y darla golpetazos con la técnica de amasado de Richar Betinet

4 – Cuando tengas la masa bien sobeteada y amasada, haz una bola y déjala en paz reposando bajo un paño durante aproximadamente una hora y media. La masa lesbiana, digo bollera debe doblar su volumen (y no me refiero al acústico, no esperes que la masa te cante un tema de los “Pava-rrotti”).

Foto de elcocinicas donde podéis ver una receta de “Bollycaos” con más seriedad que nosotros.

5 - Estira la masa sobre una superficie enharinada, a rodillo o en su defecto, con botella de cristal. Corta rectángulos de largo de un Bollycao comercializado más unos cuantos centímetro más para poder hacer los pliegues como en la foto de arriba.

Deposita con mucho “amol” las onzas de chocolate o la Nutella a lo largo y en el centro del rectángulo. Pliega según la foto.

6 – Forra una bandeja de horno (con papel de aluminio mejor que con forro polar) y encima pon la masa que has amasado con todo el sudor de tu frente.Deja levar nuevamente (una hora más o menos).

Mientras, como no tienes otra cosa mejor que hacer, puedes precalentar el horno a 180º.

Cuando hayan levado, los pinturrejeamos con huevo batido. Hornea a 180 ºC. de 10-15 minutos con calor arriba y abajo, vigilando que no se nos doren demasiado por mucho que adores el color dorado sol naciente.

¡Maldita sea, me han entrado unas ganas irrefrenables de zamparme un “Bollycao” y son las cinco de la madrugada!… me voy a encender el horno.

Fuente.